El viajar es un placer

Características de un avión de la tercera edad

Posted on: junio 27, 2011

No sé si tiene que ver con cuestiones demográficas (¿edad clásica de hijo que viajó al exterior por la crisis de 2001?), geográficas (¿van todos a una especie de retiro, estilo Boca Ratón?), coyunturales (¿es un viaje organizado por el PAMI?) o de pura suerte. La realidad es la población del Copa Airlines que me trajo a Panamá promediaba los 75 años. Incluyendo al bebé recién nacido que estaba dos asientos atrás y que debería tirar el promedio bastante para abajo, pero que no lo logra. A continuación, todo lo que hay que saber sobre las particulares características de este tipo de vuelos.

1. No va a poder dormir. Los viejos no duermen. Y se llevan con ellos en ese camino del insomnio aéreo a todos los que pueden. Pasean y pasean (con el consecuente frufrú del roce con el borde de los asientos), hacen ruidos incomprensibles y charlan a un volumen que da la situación de que sus interlocutores se encuentran a varios kilómetros de distancia, aunque en general los tienen sentados justo al lado.

2. Hay que ayudar. Las señoras llevan como bolso de mano unas valijas con rueditas que pesan, kilos más kilos menos, unas 200 toneladas. Mientras las arrastran, todo bien. Para algo el hombre de la antigüedad inventó la rueda. El problema es cuando tienen que subirlas al maletero, ese del que hay que cuidarse porque objetos pesados podrían caer. Así, mientras uno va transitando el pasillo, escucha unas veinte veces: “¿Me ayuda, joven?”. Si el asiento propio está muy al fondo, una fila 35 pongámosle, es muy probable que se desmaye antes de poder alcanzarlo.

3. Hay que golpear antes de entrar. Ninguno, pero ni uno solo eh, traba la puerta del baño. Si uno entra impetuosamente, se encontrará con una imagen, de frente para más peor, que nunca podrá borrar de su mente. Un tip adicional: no se esfuerce en explicar cómo funciona la trabita, ni siquiera lo están escuchando.

4. Hay que liderar la anarquía. Los ancianos en el avión no hacen caso. No ponen los asientos derechos, ni guardan la mesita, ni se ajustan los cinturones cuando la luz está encendida. La azafata deberá pasar y dar las indicaciones uno por uno, llegando al punto de la violencia en algunos casos (esto es, inclinándose sobre el asiento y enderezándolo por las malas, con el viejo parapetado encima). Cuando el avión aterriza, mucho antes de que se detenga, están todos bajando los bolsos de los maleteros como si los llevara el demonio.

5. Hay que aplaudir cuando el piloto toca tierra.

Anuncios

5 comentarios to "Características de un avión de la tercera edad"

Neeeeennneeee…

Te faltó el 6to :p : NUNCA la “hottie” que viste en el check in se van a sentar al lado tuyo, si en cambio la anciana naftalinosa que te va a querer contar cualqueir anécdota familiar ante el menor contacto visual que tengas con ella… Relax. peor es que te toque un tipo “grandote” que te esté presionando todo el vuelo con su hombro, o un mochilero oloroso…(Sufrí ambos en vuelos de mas de 6 hs) 😦

Este vuelo iba un paso más allá, Roger, no había “hotties”.

entonces… no deberia ser: ” a continuacion, todo lo que hay que saber sobre las particulares caracteristicas de este tipo de ABUELOS ?”……

Mmmmm… No estoy seguro, Silvio… Los ítems punteados están relacionados con comportamientos a tener durante el vuelo… Tal vez debí haber puesto eso, precisamente… Al margen, no me consta que todos sean abuelos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NOS MUDAMOS – NUEVA PÁGINA walterduer.com.ar

El espíritu viajero, presente en la práctica. A partir de hoy, todas las actualizaciones se mudan acá. Te espero para seguir viajando juntos.
A %d blogueros les gusta esto: