El viajar es un placer

La ciudad está que explota

Posted on: mayo 6, 2011

Llegué a Marrakech el domingo a la noche. El jueves anterior, una bomba había explotado en Argana, uno de los principales bares de la principal plaza de la ciudad, la Djemaa el-Fna. A pesar de eso, yo estaba tranquilo. En algún lugar, mi cerebro que tiene un funcionamiento primariamente matemático-estadístico, me convenció de que es muy poco probable que haya dos ataques en un mismo lugar con tan poca diferencia de tiempo. Pero se ve que la persona a cargo de mi traslado no compartía mi paz interior.

La misión de Buchaib era sencilla: tomarme en Rabat, donde había estado alojado la noche anterior, y llevarme a Marrakech. Sólo un detalle: era primero de mayo, día del trabajador también en Marruecos, y las calles estaban convulsionadas. Marchas, mucha gente, bombos, banderas con consignas que no fui capaz de leer… y algún que otro estruendo leve (tal vez camiones, ni siquiera petardos). Pero Buchaib, cada vez que algo sonaba un decibel más alto que el estándar, giraba su cabeza, independientemente de que estaba manejando y de que en Marruecos parecería ser imprescindible tener la vista al frente si no se quiere chocar con los miles de objetos animados e inanimados que se cruzan en el camino, para transmitirme tranquilidad: “Todo esto es nada… ¡Nada!”, me decía. Y seguía su marcha, impasible, hasta el siguiente estruendo.

Anuncios

2 comentarios to "La ciudad está que explota"

Explótame explótame expló!, diría Raffaella Carrá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NOS MUDAMOS – NUEVA PÁGINA walterduer.com.ar

El espíritu viajero, presente en la práctica. A partir de hoy, todas las actualizaciones se mudan acá. Te espero para seguir viajando juntos.
A %d blogueros les gusta esto: