El viajar es un placer

Disgresiones sobre la caja fuerte de los hoteles

Posted on: marzo 18, 2011

El pasajero que la tiene en su habitación, en general dentro de uno de los armarios, está tranquilo: sabe que puede pasear por la ciudad que le haya tocado en suerte sin ataduras, porque sus documentos, su dinero y sus pasajes de vuelta están a salvo, dentro de la caja fuerte.

Sin embargo, hay cosas en las que no se piensa hasta que suceden. Digamos que hoy por hoy la mayoría de los hoteles tienen esas cajas con botoncitos en la parte frontal gracias a los cuales uno puede elegir una clave de los dígitos que sean necesarios. Independientemente de los que ponen 4 dígitos que coinciden con la fecha de cumpleaños que acaba de anotar en el registro de la planta baja, parece un mecanismo muy seguro. Hasta que falla, claro.

Digamos que las máquinas no son infalibles y que un día, su caja fuerte se raya (de locura, no de rayadura) y no le deja abrir la puerta aunque usted coloque el código correcto. O digamos que a usted le sobrevino uno de esos alzhéimeres incontenibles y no tiene ni la menor idea de cuáles son esos cuatro malditos números que metió allí para salvaguardar sus bienes personales.

¿Cree que perdió el contenido de la caja para siempre? ¿Estima que el hotel llamará a personal especializado en explosivos para destruirla? ¿Considera necesario que un hacker de renombre internacional llegue hasta allí para violar su clave inviolable? Todas las anteriores son incorrectas. En caso de que la caja falle, habrá algún empleado del hotel que llegará hasta la habitación y la abrirá en dos segundos.

Desde ese preciso momento, usted ya no podrá volver a pasear tranquilo sabiendo que su dinero, sus documentos y sus pasajes para regresar a casa están allí, porque la sensación de tranquilidad que esa caja fuerte le transmitía se habrá desvanecido para siempre.

Anuncios

2 comentarios to "Disgresiones sobre la caja fuerte de los hoteles"

No hay como casa… Mi casa!

Por suerte en mis viajes y en todos los hoteles en buenos aires en los que me alojé han tenido cajas fuertes y por suerte también nunca he olvidado una clave! Igual lo ideal para mí es viajar con poco efectivo, esconderlo en la media y listo! Santo remedio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NOS MUDAMOS – NUEVA PÁGINA walterduer.com.ar

El espíritu viajero, presente en la práctica. A partir de hoy, todas las actualizaciones se mudan acá. Te espero para seguir viajando juntos.
A %d blogueros les gusta esto: