El viajar es un placer

El regreso

Posted on: enero 17, 2011

Domingo 16 de enero, seis de la tarde. Fin de quincena, momento de recambio. En una calle perdida de Once, el tipo camina. La pose es la que adoptaban los antiguos esclavos egipcios cuando debían subir esos bodoques de piedra camino arriba: la cabeza muy gacha, casi a la altura de la cintura. Cada paso tomaba su tiempo. Como si, más allá de la ya tomada e irreversible decisión, los pies estuvieran oponiendo la última instancia de resistencia. Una cabeza semicalva bicolor: dorado de sol por aquí y allá, blancuzco clásico de cuando se caen las primeras capas de piel quemada por acá y por allí. Arrastra una valija con rueditas. No quedan dudas: se le acaban de terminar las vacaciones.

Anuncios

1 Response to "El regreso"

Era Almagro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NOS MUDAMOS – NUEVA PÁGINA walterduer.com.ar

El espíritu viajero, presente en la práctica. A partir de hoy, todas las actualizaciones se mudan acá. Te espero para seguir viajando juntos.
A %d blogueros les gusta esto: