El viajar es un placer

El moco de los otros (ojalá)

Posted on: abril 25, 2010

Soy torpe. No puedo evitarlo. Tampoco pongo mucho ahínco. Pero lo que me acaba de ocurrir en el vuelo entre Lima y Bogotá tal vez haga que me replantee un poco la forma en cómo encaro la vida (Live, desde Bogotá).

El baño del avión no es un ámbito en el que uno pueda tomar muchas decisiones. Es un espacio mínimo, controlado, señalizado. Sin embargo, cuando el torpe es creativo encuentra opciones que nadie más puede aprovechar.

Recién pasé por el toilette del vuelo que une Lima con Bogotá para hacer un service casi completo: orina, extracción de lagañas y limpiada de nariz. Los primeros dos ítems transcurrieron sin mayores novedades. Pero el tercero no salió como yo lo esperaba. Recorrí rápidamente con la mirada para ver dónde estaban las servilletas de papel y encontré una allí, justo debajo de la canilla, con ese típico ondeo desprolijo con que se sacude, producto de cómo están concatenadas y de cómo la dejó la anterior al salir.

La tomé sin dudar, la puse sobre mi nariz, soné con fuerza, recorrí con el papel las zonas aledañas para certificar que nada se hubiera escapado y me dispuse a buscar la papelera. Para mi sorpresa, mi asco y el despertar de todas las paranoias sobre enfermedades infectocontagiosas, descubrí que el sitio del que había sacado la servilleta no era aquel de donde debía haberla sacado, si no donde las otras personas del vuelo habían depositado las que ellos usaron durante sus respectivos services completos.

Anuncios
Etiquetas: ,

5 comentarios to "El moco de los otros (ojalá)"

Yo no me vuelvo a acercar a 10 cuadras de distancia!!!!
Ever and ever…

Si hablamos de torpesa, creo ser la reina! Pero también soy reina de las molestas, así que en tu lugar hubiera torturado psicologicamente a la asafata o persona que pueda ayudarme para pedirle una servilleta. Aunque siendo mujer (y vivo apestadas: alergía/anginas/peste de estación), tengo como 3 paquetitos de pañuelitos en mi cartera/mochila.

Saludos, y espero que no termines mal

Gracias por preocuparse, gente. Hasta ahora, sobreviví.

Hace mucho que no me reía tanto, creo que desde que leí “El Manual del buen judío” de tu autoría !!! Sos un genio cómo escribis !!! Lamento que hayas tenido esa confusión, pero lo contaste con mucha gracia !!! y lo mejor es que sobreviviste a este incidente !!!

Gracias, Esther. Mi ego está ahora inaguantable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NOS MUDAMOS – NUEVA PÁGINA walterduer.com.ar

El espíritu viajero, presente en la práctica. A partir de hoy, todas las actualizaciones se mudan acá. Te espero para seguir viajando juntos.
A %d blogueros les gusta esto: