El viajar es un placer

Para vestir santos

Posted on: mayo 27, 2009

Fundada en 1795 por María Antonia de Paz y Figueroa, una religiosa que se autoproclamaba “hija espiritual” de los jesuitas para cumplir el mismo objetivo que lleva a cabo hoy en día, la Casa de Ejercicios Espirituales es una de las pocas construcciones coloniales que van quedando en una Buenos Aires cada vez más ecléctica en materia arquitectónica.

La visita dura dos horas y se puede realizar algunos domingos del mes y en determinadas fechas patrias. Como se trata de un lugar de retiro espiritual, es lógico que sus puertas se abran de manera caprichosa, no vaya a ser que una horda (una hordita, en realidad, porque los cupos son limitados) de visitantes interrumpa la quietud del lugar en el momento menos pensado.

Hay mucho para decir sobre este lugar: que muestra algunos patios coloniales originales, que esos mismos patios están perfumados con jazmines y otras plantas parecidas, que sobre el final se puede tomar un café con tortas fritas, que hay relojes con más de 300 años de antigüedad que todavía funcionan, que Mariquita Sánchez de Thompson se encontraba aquí con su novio prohibido a escondidas, que las señoras de la colonia se dejaban el bigote para diferenciarse de las indígenas (¡y se hacían retratar así!), que hay elementos históricos muy a la mano de todo el mundo que podrían estar mejor conservados (como las partituras que se ven en la última sala antes de la salida) y, fundamentalmente, que cuenta con una guía, Patricia, que ama lo que hace y que no tiene empacho en “estirar” la visita durante media hora más si la gente que la escucha está interesada o ávida de más información.

Pero como este blog se especializa en lo intrascendente, destaco que la Casa de Ejercicios Espirituales está llena de imágenes jesuitas hechas con distintas técnicas. Algunas están vestidas con ropas realizadas con telas como si de prendas para humanos vivos y coleando se tratase. Fue explicando ese estilo que Patricia contó que la preparación de esas vestimentas demoraba mucho tiempo y que era la actividad principal de las chicas solteras. Y es de ahí que viene la expresión “para vestir santos”, utilizada en una antigüedad no tan antigua para referirse a las mujeres que no lograron casarse.

Anuncios

1 Response to "Para vestir santos"

Ojal!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NOS MUDAMOS – NUEVA PÁGINA walterduer.com.ar

El espíritu viajero, presente en la práctica. A partir de hoy, todas las actualizaciones se mudan acá. Te espero para seguir viajando juntos.
A %d blogueros les gusta esto: