El viajar es un placer

En la playa, con dos gorditas vestidas de cuero

Posted on: mayo 12, 2009

Huenao es un pueblo mínimo, con calles de tierra, que tiene el raro privilegio de ser una pequeña ciudad dentro de un mundo ya de por sí pequeño: el de la isla de Chiloé, al sur de Chile. De hecho, jamás hubiera escrito algunas líneas sobre Huenao… de no ser por sus particulares bañistas…

Tal vez opacada por su bella y prolija vecina inmediata, Curaco de Vélez, esta localidad que está en una isla (Quenao) que forma parte del archipiélago de Chiloé tiene todos los condimentos de esta tierra: un cielo de color gris permanente, una iglesia de madera de la época en que los jesuitas andaban domando a la cultura originaria, más calles de tierra que de asfalto (en rigor de verdad, no hay ninguna calle de asfalto en Huenao) y una especie de tristeza intrínseca en sus habitantes.

A la isla de Quenao se accede por un transbordador capaz de trasladar humanos y autos que parte de Dalcahue, ciudad enclavada en la isla más grande de Chiloé. Desde allí, para llegar a Huenao, hay que recorrer unos 30 kilómetros, atravesar todo Curaco de Vélez (son apenas unas pocas cuadras, que nadie se imagine una tarea titánica en eso de “atravesar todo”), equivocarse a la hora de salir a la ruta, tomar un puente tan diminuto que es invisible y aparecer sin querer en un universo de casitas más dispersas y carros tirados por animales dispuestos en yunta.

En la playa de arena negra, además de las dos o tres barcazas de pescadores que descansaban al ritmo del movimiento del mar interior de Chiloé, divisé dos bañistas muy particulares que se paseaban con toda su gracia, sus ropas de cuero y sus muchos kilitos de más, desafiando la cultura de la anorexia y de los cuerpos perfectos. En Huenao, las vacas tienen el derecho de caminar a la orilla del mar.

Anuncios
Etiquetas: ,

2 comentarios to "En la playa, con dos gorditas vestidas de cuero"

Muuuuuuuuu

Pedido de perdón a los lectores:
A la fecha, entraron a este post muchas personas que en los buscadores de Internet pusieron: “gorditas en la playa”, “gorditas vestidas de cuero” y cosas similares. A todos ellos, perdón por la desilusión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NOS MUDAMOS – NUEVA PÁGINA walterduer.com.ar

El espíritu viajero, presente en la práctica. A partir de hoy, todas las actualizaciones se mudan acá. Te espero para seguir viajando juntos.
A %d blogueros les gusta esto: