El viajar es un placer

Cuba a través de sus pequeñas historias

Posted on: marzo 9, 2009

(Live from Cuba, aunque subido después por las malditas conexiones a Internet que nunca funcionan y que cuando funcionan son lentas e ineficientes).

En la ciudad de Cienfuegos se me acercó Etelvina. Trabaja en el Teatro Terry, donde actuó en algún momento el gran Enrico Caruso, con un sueldo mensual de 255 pesos cubanos, es decir, apenas unos 12 pesos convertibles o, lo que es lo mismo, unos 15 dólares. Me muestra sus zapatos. “Me los compró mi madre, porque para mí la decisión es comprar zapatos o comer, y preferí comer”. Me habla de las propinas que recibe. “Si le muestro el teatro a unos visitantes y les gusta lo que hice, pueden darme un peso o dos, pero no puedo agarrar dinero si no he hecho nada para merecerlo… no si me están viendo”. Me relata el problema de la maternidad. “Muchas mujeres no quieren parir, porque es muy caro mantener a un pequeño”. Me explica cómo se hace para llegar a fin de mes con menos de 15 dólares. “Aquí todos hacen ‘negocios’, si no, es imposible vivir”.

Pensando en esos “negocios” me traslado a La Habana, donde fui abordado, a poco de llegar, por Alberto, que traía en su mano una moneda de 1995 con la imagen del Che Guevara en una de sus caras. “¿Le interesa? ¡Es de colección!”, me dijo al tiempo que me aseguraba que por ser yo argentino, de la mismísima tierra del Che, me iba a salir sólo un peso convertible. “Ya la tengo”, mentí. “¿Y qué me dice de esto?”, me retrucó, con un billete de tres pesos cubanos, también con el rostro del Che impreso. “No estoy interesado”, confirmé. “¿Le gusta leer?”, me dijo. Afirmé con la cabeza. “Pues aquí tiene (nota: en este punto sacó un libro de no sé dónde, porque sólo tenía una remera y un pantalón finito) una biografía del padre de Fidel Castro”, dijo, y pasó a leerme la contratapa. “¿Cuántos productos lleva usted encima?”, bromeé. Sólo atinó a encogerse de hombros.

“A veces se me rompe la cuerda de la guitarra y no puedo reemplazarla, porque me la cobran 80 centavos convertibles”, me dice Domingo, un hombre que bien podría tener 80 años y estar en muy buen estado o 60 y estar muy arruinado. luego de sentarse al lado mío en la escalinata que lleva a la iglesia de Trinidad y entonar, sin que se lo pidiera, las estrofas más conocidas de la canción del Che (“Aquí se juega la clara…”). Le di un peso convertible, como para que le sobraran 20 centavos. El consideró que mi paga había sido muy generosa, por lo que se animó a contarme el secreto de la felicidad para los extranjeros que llegan a Cuba. “La próxima vez que venga a Trinidad, vaya a la pizzería, que allí cobran en pesos cubanos, no convertibles”, arrancó. “Lo van a tratar como si fuera cubano, le van a servir sin hacerle problemas y usted va a comer por 20 veces menos plata… y la comida es más rica”, concluyó.

Tanta miseria contrasta con la fastuosa fiesta de quince cuya entrada pude presenciar en el mismísimo Habana Cohiba, el hotel más caro de la capital. La niña enfundada en un vestido blanco parecía una verdadera princesa. Hizo su entrada del brazo de un señor muy mayor, que no paraba de mirar hacia los costados y de decir “es mi nieta”. Asumí que era algún agente del gobierno con dinero non-sancto en sus bolsillos o algún cubano abastecido financieramente por su familia en el extranjero, pero me equivoqué. “Hasta el año pasado los cubanos no podíamos alojarnos en hoteles cinco estrellas, ahora podemos”, me cuenta Felipe, un taxista. “Pero eso es mentira, de todas formas, porque con lo que ganamos es imposible”. Y sin que yo le cuente nada sobre lo que había visto, agregó: “lo que sí, el cubano es muy exhibicionista, se pone su diente de oro o le prepara a su niña una fiesta de quince en el Cohiba, se gasta en eso todo el dinero y luego sigue un año completo pasando hambre”.

Anuncios

5 comentarios to "Cuba a través de sus pequeñas historias"

Historias tan gratas… sh!!

Me resulta muy divertido cómo cierta parte de la sociedad argentina se esfuerza por estigmatizar la realidad cubana. Todo bien, seguí participando.

No veo dónde está la estigmatización, Marcelo. Tal vez tú estás viendo fantasmas donde no los hay. Replantéatelo.

Quizas estan viendo la parte fea, porque no publicas sobre algo bueno de Cuba.
Soy Cubano y entre a su blog por mi hermano que me di su e-mail, y se que muchas cosas de las escribe aca son verdades, pero hay otra o mejor dijos hay personas que se agarran de topicos y necesidades para satisfacer las suyas, no lo digo por uds, sino por las personas que dicen amar a esta “revolucion” y hacen cualquier cosas por ganarse 4 pesos, esos son lo que deberian estar publicando sus fechorias y no personas decentes que vienen a este pais de vacaciones y son los que exponen a la luz del dia las verdades de aca…
A usted gracias.. y espero que se repita la visita aca….
Pero tengo una duda, por que no escribio nada sobre ciego de avila o Cayo Coco, acaso fue diferente al resto del pais?

Hola, THXeeronX. El blog intenta rescatar aspectos curiosos o diferentes de las distintas ciudades por las que me toca pasear, siempre con una mirada irónica, excepto los artículos “autorrobados”, que son aquellos que ya publiqué en alguna revista de viajes. De ninguna manera intenté mirar la “parte fea”. Simplemente, rescaté algunas pequeñas historias, TOTALMENTE VERDADERAS, y les di un giro humorístico. Este blog no intenta hacer política ni mucho menos. Si sigues visitándome, podrás ver en un futuro cercano algunos artículos sobre Trinidad y Cayo Guillermo, desprovistos de ironía, en los que se destacan las bellezas cubanas. Tanto Ciego de Avila como Cayo Coco los pasé “a vuelo de pájaro”, por eso no tengo mucho para decir. Gracias por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NOS MUDAMOS – NUEVA PÁGINA walterduer.com.ar

El espíritu viajero, presente en la práctica. A partir de hoy, todas las actualizaciones se mudan acá. Te espero para seguir viajando juntos.
A %d blogueros les gusta esto: