El viajar es un placer

Tres trampas para cronistas perezosos

Posted on: abril 28, 2008

Fragmentos de crónicas sobre Buenos Aires que pueden haber sido publicadas, o no, en medios gráficos dedicados a los viajes y el turismo en distintos lugares del mundo, por periodistas en tránsito que pudieron estar muy pocos días en la ciudad y que no tenían ganas de estar haciendo averiguaciones más allá de lo que veían.

Buenos Aires, julio de 2006
La ciudad parece haber sido construida debajo de un campo minado. El tamaño del granizo que cae sobre autos, casas y personas (las pocas que se animan a caminar por las calles cuando el cielo muestra este enojo) llega a ser como el de los duraznos pequeños.

El de “sacabollos”, oficio de enderezar la chapa de los golpeados automóviles, es tan común por estas tierras como el de los vendedores de verduras o el de los kioscos de diarios y revistas. Sólo que, a diferencia de los alimentos o de la prensa, el afán de la gente por consumir este servicio mantiene su precio elevado: hay que abonar varias decenas de dólares para poder tener un vehículo sin magulladuras.

Sin embargo, tal vez motivados por la fuerza de la costumbre, muchos conductores lucen orgullosos por avenidas y bulevares sus últimos modelos picados por la viruela celestial.

Buenos Aires, julio de 2007
Los latinos son apasionados y los habitantes de Buenos Aires son latinos. Esas dos premisas explican por sí solas que grandes y chicos celebren cada caída de nieve como si fuera la primera, la última y la única, todo al mismo tiempo.

La típica pereza de los porteños queda plasmada en la poca habilidad de los pequeños para armar muñecos con el inmaculado regalo del cielo. La colaboración de los adultos no mejora el panorama, por lo que es dable concluir que se trata de una torpeza que se transmite de generación en generación.

Llama la atención lo poco preparada que está la ciudad para recibir nieve. La gente carece de los instrumentos mínimos para poder sacarla de los porches de sus casas, de los frentes de los edificios de departamentos o de los parabrisas de los autos. Pero si observamos con detenimiento, tampoco están dadas las condiciones para la circulación de personas discapacitadas ni, por algo que escuché en un bar, para soportar una lluvia fuerte. La improvisación, la sorpresa, es otra de las formas que tiene la pasión latina para manifestarse.

Buenos Aires, abril de 2008
Exótica y poética, Buenos Aires amanece cada día envuelta en una bruma que la vuelve sensual, extravagante, misteriosa. Como si la ciudad se hubiese empecinado en recoger el guante extraviado por la hoy despejada Londres. Es cierto que las personas que mueren en las rutas a diario por la falta de visibilidad se cuentan de a decenas, pero ése parece ser un precio que el habitante de aquí paga gustoso por quedar cubierto por este velo natural.

Las leyendas sobre la calidad de la carne argentina son comprobables en cada rincón de la ciudad, que se satura desde muy temprano en la mañana del aroma a carbón propio de la preparación del asado.

Dos cosas me llamaron la atención de los porteños: el culto fanático alrededor de la figura de Michael Jackson (son cientos los que se pasean por las calles con barbijos, como suele aparecerse en público la estrella del pop) y la sensibilidad de hombres y mujeres, que van de aquí para allá con lágrimas en los ojos.

Anuncios

2 comentarios to "Tres trampas para cronistas perezosos"

Son eso al fin, impresiones…y cada uno cuenta “cómo le fue en la feria” como decimos en México…nosotros estuvimos 5 días en Buenos Aires disfrutando muchísimo cada rincón…nos hospedamos enfrente del Obelisco en el Panamericano (nuestra membresía de Royal http://www.royal-holiday.com nos daba otras opciones pero elegimos estar en el centro de la acción) así que fue todo vértigo…es una ciudad adorable por donde se la vea.,..

[…] la ciudad amaneció cubierta de cenizas. Una nueva trampa de Buenos Aires para cronistas perezosos. Etiquetas: Argentina, Buenos Aires LikeBe the first to like this […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NOS MUDAMOS – NUEVA PÁGINA walterduer.com.ar

El espíritu viajero, presente en la práctica. A partir de hoy, todas las actualizaciones se mudan acá. Te espero para seguir viajando juntos.
A %d blogueros les gusta esto: