El viajar es un placer

Welcome

Posted on: noviembre 13, 2007

Welcome
Oficina de migraciones del Aeropuerto Internacional George Bush, Houston. Un lunes, 6.39 de la mañana.

Seis pantallas gigantes colocadas en la parte superior de las casillas de atención al público (son exactamente 80 puestos, hay sólo 6 habilitados).
Conductor negro: Bienvenido a los Estados Unidos de América.
Conductora teñida y cirugeada: El proceso de migraciones para ingresar al país es tan simple como (levanta el pulgar) uno, (levanta el índice) dos, (levanta el dedo fuck you) tres.

Cola de latinoamericanos acumulados adrede (todos los vuelos de América Latina llegan más o menos a la misma hora) esperando que el funcionario los atienda.
Señora muy mayor con dificultad para cargar su inmenso bolso de mano: Disculpe, señorita, pero mi avión de conexión a Miami sale a las 7.10, no creo que llegue a tiempo, porque según mi pasaje el embarque ya empezó.
Uniformada del aeropuerto: Lo siento, pero si la dejo pasar a usted, los tengo que dejar pasar a todos, están todos en su misma situación.
Murmullo general: No llego, se me va el avión, qué increíble.
Señora muy mayor con dificultad para cargar su inmenso bolso de mano (a su marido, más mayor que ella y con un bolso de mano más inmenso): No llegamos, ahora qué hacemos, se nos va el avión.

Seis pantallas gigantes colocadas en la parte superior de las casillas de atención al público.
Actor chino interpretando oficial de migraciones: güélcom.
Actor latino interpretando oficial de migraciones: güélcom.
Actor rubiecito interpretando oficial de migraciones: güélcom.
Actor gordo interpretando oficial de migraciones: güélcom.

Cola de latinoamericanos acumulados adrede esperando que el funcionario los atienda.
Señora en silla de ruedas: Disculpe, señorita, pero me siento muy cansada y no quisiera tener otra demora, estoy perdiendo mi vuelo.
Uniformada del aeropuerto: Me encantaría ayudarla, pero qué hago con los demás pasajeros que están en su misma posición.
Joven práctico: ¿Hay algún representante de mi aerolínea para poder combinar mi nuevo vuelo? Mi avión está saliendo en (mira su reloj) este mismo momento…
Uniformada del aeropuerto: Ni bien termine el trámite de migraciones encontrará personal que podrá indicarle.
Joven práctico: Pero… ¿y si no tengo otro vuelo?
Uniformada del aeropuerto: ¿Adónde va?
Joven práctico: A Las Vegas.
Uniformada del aeropuerto (haciendo un gesto de desdén con ambas manos): Aj. Sale un vuelo cada hora para Las Vegas.

Seis pantallas gigantes colocadas en la parte superior de las casillas de atención al público.
Conductora teñida y cirugeada: Si tiene alguna duda, no lo dude.
Conductor negro: Los empleados de migraciones del aeropuerto estarán gustosos de poder ayudarlo.

Cola de latinoamericanos acumulados adrede esperando que el funcionario los atienda.
Señora muy pero muy mayor: Me siento mal… me siento mal.
Grupete de caballeros que están delante de la señora: Pase, por favor, pase usted primero.
Uniformada del aeropuerto: ¿Están seguros? Bueno, señora, si ellos la dejan pasar…

Seis pantallas gigantes colocadas en la parte superior de las casillas de atención al público.
Conductora teñida y cirugeada: Recuérdelo. Hacer el trámite de ingreso a los Estados Unidos es tan sencillo como uno, dos…
Conductor negro (interrumpiendo): ¡Tres!
Conductora teñida y cirugeada y conductor negro al unísono: ¡Ja, ja ja!

Cola de latinoamericanos acumulados adrede esperando que el funcionario los atienda.
Joven refunfuñón: Oiga, señora, llevo exactamente una hora y cuarenta aquí, ya perdí mi avión, ¿cuánto más va a demorar esto?
Uniformada del aeropuerto (con una sonrisa satisfactoria, conciente de que el joven refunfuñón volverá deportado en el primer avión sin poder tocar suelo norteamericano): Las cosas son así, caballero. Es una hora en la que llega mucha gente.

Seis pantallas gigantes colocadas en la parte superior de las casillas de atención al público.
Conductor negro: Tenga todos sus papeles a mano y bien completos.
Conductora teñida y cirugeada: Su aporte hará que todo el proceso sea aún más rápido.
Conductor negro: Uno (muestra el pulgar), dos (muestra el índice), tres (muestra el fuck you).

Ventanilla de migraciones
Oficial de migraciones: ¿Qué viene a hacer a los Estados Unidos?
Joven refunfuñón: Vengo invitado por una amiga.
Oficial de migraciones: Aquí dice que usted es periodista.
Joven refunfuñón: Sí.
Oficial de migraciones: Pero usted tiene visa turista, no visa periodista.
Joven refunfuñón: Porque soy periodista, pero no vengo como periodista.
Oficial de migraciones: Lo siento, pero si usted es periodista debe ingresar con visa de periodista.
Joven refunfuñón: Eso es si vengo a trabajar, pero yo no vengo a trabajar.
Oficial de migraciones (como si el joven refunfuñón hubiese desaparecido, mira al frente, coloca pasaporte y hoja de migraciones del muchacho en una bolsa amarilla y levanta su mano como si supiera la respuesta): Héctor.
Héctor (aparece de la nada, con un piloto amarillo, se dirige al joven refunfuñón): Acompáñeme por aquí, por favor.

Seis pantallas gigantes colocadas en la parte superior de las casillas de atención al público.
Conductor negro: Bienvenido a los Estados Unidos de América.
Conductora teñida y cirugeada: El proceso de migraciones para ingresar al país es tan simple como (levanta el pulgar) uno, (levanta el índice) dos, (levanta el dedo fuck you) tres.

Anuncios

1 Response to "Welcome"

[…] de ahora, aprovechando que se me viene una seguidilla de viajes. Como todos los años, homenajeo a éste, mi primer post. LikeBe the first to like this […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NOS MUDAMOS – NUEVA PÁGINA walterduer.com.ar

El espíritu viajero, presente en la práctica. A partir de hoy, todas las actualizaciones se mudan acá. Te espero para seguir viajando juntos.
A %d blogueros les gusta esto: